El Legado de Claudio Naranjo

Profesor e investigador en diferentes ámbitos del conocimiento humano, se ha distinguido por su labor integradora entre la sabiduría tradicional y científica, y el conocimiento histórico, antropológico, sociológico, psicológico y espiritual del ser humano.

Reconoce como influencias al escultor y poeta visionario Totila Albert. Se formo en diversas universidades de USA (Ohio, Harvard, Illinois, California, Stanford, Meriland), en Psicología de los Valores, Relaciones Sociales, Estudios de Personalidad y Psicología. Se dio a conocer en California en los años 60 como miembro del Instituto Esalen, en el que posteriormente quedo como uno de los tres sucesores de Fritz Perls. Pionero en Psicología Humanista y Transpersonal, ha enseñado en la Universidad de California, en el Instituto de Estudios Asiáticos de California y en el Instituto Nyingma de Berkeley. Miembro honorario de varios institutos de Gestalt en el mundo. Sistematiza y fija los conocimientos aportados por Ichazo sobre el Eneagrama, actualmente de difusión universal en versiones de diversos autores pero todas ellas emanadas de las primeras enseñanzas de Claudio Naranjo.

Claudio Naranjo tomó el conocimiento del eneagrama y lo aplicó a la psicología de la personalidad. Al estudiar y profundizar en el carácter propio, el eneagrama se vuelve punto de partida para un camino de autoconocimiento y autotransformación. El eneagrama es un estudio de la personalidad basado en enseñanzas milenarias originado con los Sufí. Divide las estructuras de carácter en 9 tipos que identifican la “neurosis” personal.

 

Es creador del programa SAT, en principio dirigido a profesionales de la psicoterapia, que ha fraguado con el tiempo en un programa de transformación individual y social dirigido especialmente al ámbito educativo. El Programa SAT, escuela de crecimiento personal fundada a inicios de los años setenta, tiene como línea pedagógica la educación integral, que se corresponde con el pensamiento de Rousseau, Dewey, Montessori y Steiner, y pone el acento sobre los aspectos emotivos y espirituales del proceso de aprendizaje y sobre el desarrollo que la relación educativa alcanza en el ámbito de este proceso.

Las Escuelas Gestalt Viva son otro legado dejado por Claudio a la humanidad. En estos lugares, cultivamos relaciones profundas y verdaderas, y una vida más consciente y amorosa, que puede expandirse para ayudar a las relaciones.

Entre sus principales libros se encuentran: Carácter y neurosis, El eneagrama de la sociedad, Cambiar la educación para cambiar el mundo, Por una Gestalt Viva, La mente patriarcal, Entre meditación y psicoterapia, etc. Es autor de 19 libros, la mayoría traducidos a varios idiomas.