4° Formación Internacional en

Gestalt Integrativa

En Septiembre del 2023 comienza un nuevo ciclo de la Escuela Gestalt Viva Claudio Naranjo Perú, iniciando su 4° Formación Internacional en Gestalt Integrativa, que pertenece a la Asociación Internacional de Escuelas Gestalt Viva, red de escuelas que Claudio Naranjo fundó para continuar con su legado de la Gestalt en el mundo. 

Es un programa integrativo creado por CLAUDIO NARANJO en el marco de la Terapia Gestáltica de Frederick Perls. Incluye diferentes disciplinas que llegan profundamente a los niveles cognitivos, emocionales, conductuales de la persona en un marco TRANSPERSONAL, en donde se enfatiza la actitud de transparencia personal, el desarrollo de la intuición y la presencia, así como la conciencia y creatividad a través del trabajo personal y relacional.

La suma de los elementos que la constituyen, forma un potente conjunto hacia el autoconocimiento y para la transformación. Estos elementos conjuntados sabiamente por Claudio Naranjo invitan a la creatividad individual, al trabajo intuitivo, desde la experiencia y desde la visión personal. Dichos elementos son: Meditación; Terapia a través de lo analítico; Gestalt; Eneagrama; Familia de Origen, los padres; Arte terapia; Movimiento y Trabajo Psicocorporal. 

La formación integra distintas disciplinas que llegan profundamente a los niveles cognitivos, emocionales, conductuales en un marco transpersonal. En este enfoque, lo Transpersonal no se toma como algo separado de lo corporal ni de la psicología dinámica. Se vive lo Transpersonal en la práctica de manera integrativa. 

 

 

Tres son los elementos básicos de esta formación: el autoconocimiento, la presencia y la compasión. 

La relación terapéutica es una relación humana, un espacio de encuentro y el diálogo espontáneo es el canal que posibilita la relación de ayuda. En este encuentro, el paciente participa y es estimulado a entregarse al encuentro y a descubrir su capacidad de auto-ayudarse. 

En este enfoque, lo Transpersonal no se toma como algo separado de lo corporal ni de la psicología dinámica. Se vive lo Transpersonal en la práctica de manera integrativa. La psicoterapia, en la visión de Claudio Naranjo, es un proceso de auto-conocimiento y expresión de sí mismo para la sanación de las relaciones y que es, necesariamente, una sanación sistémica. 

 Es parte integrante de esta formación el Programa SAT, creado por Claudio Naranjo, donde el alumno profundizará en la Psicología de los Eneatipos, el origen del carácter en sus relaciones primarias, los aspectos emocionales y cognitivos del carácter y el origen psico-espiritual del sufrimiento.

 

La Formación Gestalt Integrativa está dirigido a estudiantes y profesionales en los campos terapéutico y de la salud, así como a agentes y profesionales socioculturales en las humanidades. Debido a que es una filosofía de vida que se puede aplicar a diferentes áreas de la experiencia humana, la capacitación también está abierta a aquellos que desean experimentar un rico proceso de transformación personal anclado en la experiencia grupal.

  • La FORMACIÓN está dirigida a TODA persona que se interese por las relaciones humanas y desee profundizar en su proceso de desarrollo personal.
  • Personas interesadas en conocerse desde una mirada interior profunda, buscadores con ganas de seguir un proceso de AUTOCONOCIMIENTO Y TRANSFORMACIÓN. A estudiantes y profesionales de psicología, psicoterapia, psiquiatría, asistencia social, medicina, educación, enfermería, terapeutas holísticos, agentes socioculturales y áreas humanas.
  • Público en general que quiera incorporar un cambio de perspectiva en su vida. A todos y todas que quieran conocer el legado del maestro CLAUDIO NARANJO y su aporte a la humanidad.

En la Escuela Gestalt Viva se forman terapeutas que, sabiendo manejar herramientas terapéuticas concretas y profundizar teóricamente, no se anclan en un rol o en una supuesta superioridad de competencias. Esta es una formación para desarrollar la capacidad de estar presente en una relación, en un espacio de conciencia que incluye el mundo interior del terapeuta y el del paciente.

Ser terapeuta, en esta tradición, significa desarrollar la natural cualidad que tiene el ser humano de ayudar al otro. Una capacidad de ayuda que viene de su experiencia del amor, la benevolencia y la intuición. Es una natural y espontánea capacidad de “estar” con el otro, un desarrollo de la intuición que permite captar dónde está el otro y qué le pasa. El terapeuta es alguien que mantiene vivo su propio proceso de transformación. Es una persona que produce lo que Claudio Naranjo llama “un contagio de consciencia”.

Formar un terapeuta significa estimular la capacidad de comprender al otro, estimular la intuición y la compasión hacia el sufrimiento de los demás.

Comprender, en el sentido de percibir las “formas” de las experiencias, entender lo que le pasa al paciente y ayudarlo a desarrollar la capacidad interna de contener su propio sufrimiento y una nueva visión de sí mismo en el mundo.